¿De qué hablamos cuando hablamos del Síndrome de Burnout?



El Síndrome de Burnout, o Síndrome del Quemado, tiene su origen en 1974 cuando Herbert Freudenberger, psicólogo estadounidense, comienza a hablar de él para definir los síntomas provocados por el estrés y la fatiga laboral. Este síndrome está asociado con el agotamiento, la frustración y el cansancio que se produce por la sobrecarga laboral. Su causa se da exclusivamente en el ambiente de trabajo.

Hoy en día puede ser que escuches hablar de este síndrome ya que en 2019 la Organización Mundial de la Salud lo ha reconocido (en su Clasificación Internacional de Enfermedades) como uno de los trastornos mentales que se desarrolla cada vez más seguido y con más fuerza entre la Generación X y los Millennials.

El Síndrome de Burnout se caracteriza por lo siguiente:

  • Sentimientos de falta de energía o agotamiento.

  • Aumento de la distancia mental con respecto al trabajo, o sentimientos negativos o cínicos con respecto al trabajo.

  • Eficacia profesional reducida.

Los síntomas que pueden aparecer están relacionados con baja autoestima, poca realización personal, estado permanente de nerviosismo, dificultad para concentrarse, comportamientos agresivos, dolor de cabeza, taquicardia, insomnio, aburrimiento, impaciencia e irritabilidad y comunicación deficiente.

¿Cuáles son las consecuencias del Síndrome de Burnout?

A nivel laboral hay que tener en cuenta que se comienzan a producir bajos niveles de productividad y desempeño.

La persona que porta el síndrome no estará al 100% en sus actividades diarias, al portar con un alto grado de cansancio producido por el insomnio, disminuirá su creatividad y, por consecuencia, su motivación y ganas frente a las tareas propuestas.

¿Qué podemos hacer frente a esta situación?

Las estrategias para tratar el Síndrome de Burnout van encaminadas a reducir los niveles de estrés, la ansiedad y la depresión (en los casos que existiera). Es por este motivo que se deben promuevan espacios de trabajo colaborativos, en donde los proyectos puedan ser tratados por personas de diferentes profesiones. Espacios de trabajo en donde prime el Líder y no el Jefe, en donde el Líder sea un facilitador de conocimiento y guía para su equipo. Espacios de trabajo que fomenten la creatividad y apertura de sus empleados, además de motivar que cada uno pueda seguir creciendo y realizando propuestas que los favorezcan tanto a ellos como a las empresas.

Desde EduConecta podemos ayudarte a aliviar este síndrome entre tu equipo de trabajo, colaborando en lo que somos especialistas (mirá nuestras soluciones) sin necesidad de que sobrecargues de tareas a tus colaboradores con la cuales no se sienten cómodos.

Conocemos el ADN de tu empresa, nos apropiamos de la misión y visión y trabajamos a la par de cada persona para aliviar su carga laboral.

Te esperamos para empezar a crear contenido creativo e innovador de la mano de especialistas en educación, tecnología y gamificación. ¡Hablemos! info@educonecta.com.ar

Flor Arias


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Blanco Icono de Instagram
  • White YouTube Icon
  • White LinkedIn Icon